Atrapadas en el papel las descubro. Me permito darles alas.

Huellas de pincel, poemas escondidos

Nuestros brazos comienzan en la espalda porque una vez fueron alas. (Marta Graham)

“Las hojas del árbol son gente cuando trepo con los pies desnudos y me mezo en la rama del viento que sopla”

lienzo en blanco: ser silvestre al que domesticar